EL DIRECTIVO Y LA TOMA DE DECISIONES

12 de abril de 2012
  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • PDF

TRANQUILIZAR A LA AMÍGDALA PARA DECIDIR CORRECTAMENTE

 Comentarles a los directivos la importancia de la formación y la buena preparación, resulta poco relevante, sobre todo cuando la mayoría de ellos cuentan, como mínimo, con un MBA, programas de desarrollo directivos y de gestión y otros muchos.

 Ahora bien, cuando hablamos con directivos y les preguntamos qué es lo más difícil de su labor, la mayoría contesta que lo que les resulta más dificultoso es tomar decisiones, más aun, cuando estas son vitales para los equipos, las compañías y para el propio directivo.

 Podríamos decir que es ahí, a la hora de tomar decisiones, cuando un directivo se la juega.

 Pero… ¿cuándo y cómo toma decisiones un directivo?

 Hay diferentes momentos y situaciones, pero cuando el entorno no es favorable y el desarrollo de la empresa o de sus equipos no es el adecuado, el directivo se encuentra sometido a una gran presión y, en esta situación, resulta tremendamente complicado poder tomar una decisión acertada.

 Para tomar decisiones importantes, el directivo tiene que encontrase en un estado de tranquilidad, el motivo es evitar lo que se conoce por “secuestro amígdalar”, la amígdala, también llamada cerebro emocional, actúa cuando hay una gran tensión o estrés de una manera casi autónoma, independiente del resto del cerebro, y tomar una decisión bajo la “dirección” de la amígdala, puede no ser la más adecuada, ya que las decisiones precisan tener en cuenta aspectos más racionales.

 Para lograr una mejor utilización del cerebro, para calmar la amígdala, podemos utilizar distintas técnicas de relajación, entre estas, podríamos hablar de masajes, tipo Reckitt o Reflexoterapia, la meditación y todo aquello que nos ayuda a lograr un estado de tranquilidad y de paz interior. También es importante contar con la ayuda de un profesional externo a la empresa, una persona que lejos de juzgar, le ayude al directivo a definir mejor los objetivos que espera lograr con la toma de decisiones, cómo y cuándo tomarlas y le preste una colaboración en otros aspectos que son fundamentales para el directivo, estamos hablando de un coach certificado.

 Nosotros conscientes de esta realidad estamos trabajando en agrupar ambas técnicas, ofreciendo a los directivos un espacio para la reflexión, alcanzando su máximo potencial, y un crecimiento personal y profesional, que le asegurará, al directivo, una toma de decisiones más exitosa.

 Si quieres recibir más información, ponte en contacto con nosotros.

 Carlos Salas

Coach Internacional Certificado

carlossalas@brickfarma.com

  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • PDF
lo ultimo en Brickfarma